Aseguramiento de Calidad vs Control de Calidad: Guía Básica

El control de calidad y el aseguramiento de calidad son dos componentes clave en cualquier estrategia de calidad puesta en marcha.

En cualquier momento que subcontratas la producción en el extranjero, es inminente tener visibilidad del proceso de fabricación y del producto final antes que se envíe la mercancía. De igual manera que lo harías con un proveedor local al colocar un pedido, te asegurarías de visitarlo con frecuencia para verificar y supervisar la producción (tiempos de entrega, materias primas, etc.) y, lo que es más importante, la calidad del producto.

Aunque se trata de un ámbito en constante evolución, con un cambio de política de calidad independiente a un proceso de mejora continua a través de la capacitación de todas las partes involucradas en el proceso de calidad, tener una capacidad de prever debería ser la columna vertebral de cualquier estrategia de proveeduría.

Perspectiva de ET2C:

Hemos hablado con nuestros equipos internos de calidad de ET2C, que tienen más de 20 años de experiencia en la implementación de procesos de calidad en Asia, tanto internamente como para nuestros clientes, y te queremos compartir algunos aspectos importantes a considerar para tu estrategia de calidad. Los hemos dividido en Aseguramiento de Calidad y Control de Calidad.

 

Aseguramiento de Calidad

  1. La calidad comienza con el sito de fabricación

En general, una fábrica en buen estado, limpia y bien organizada está en una mejor posición de fabricar conforme a tus requerimientos de calidad. Por ejemplo, si estás produciendo ropa y los rollos de tela los mantienen en el suelo, existe claramente un mayor riesgo de que la tela se dañe o incluso se contamine con moho. Una buena fábrica tendría los rollos en estantes, almacenados en un ambiente seco y limpio.

  1. Asegúrate de visitar y conocer el proceso de producción

Debes asegurarte de visitar cualquier fábrica con la que hagas negocios. Conoce y recorre el proceso de fabricación para cerciorarte que todo tenga sentido, desde la recepción de la materia prima, la maquinaria (capacidad), el número de líneas de producción y los empleados. Necesitas asegurarte que pueden brindarte lo que necesitas en el plazo establecido.

 

 

  1. Los estándares éticos son importantes

Hay una serie de certificaciones, como las auditorías BSCI y SMETA, que brindan una cantidad significativa de detalles en lo que respecta a las operaciones de una fábrica y los estándares y regulaciones a las que se adhieren. Pero, como un pequeño consejo, siempre observa a los trabajadores de la fábrica mientras la recorres, ya que puede darte una idea de lo contentos que están en sus trabajos.  Quizás sea un simple detalle, pero si están contentos, ciertamente apunta a una buena cultura de trabajo.

 

  1. Las colaboraciones son claves

Como parte de tu trabajo de aseguramiento de calidad, ten en cuenta que la colaboración es ahora más importante que en años anteriores a medida que aumentan los costos en Asia. Cuando hablamos de “colaboración”, nos referimos a ser justo y equitativo con tus proveedores. Pagar un poco más ahora, y quizás comprometerte con el negocio durante un período más largo, te ayudará a mediano y largo plazo con la innovación, la consistencia de las mercancías y, en última instancia, precios competitivos. Con buenas colaboraciones viene la confianza. Por lo tanto, estarás bien posicionado para desarrollar un entendimiento más profundo de las operaciones, los riesgos y las oportunidades de tus proveedores.

 

  1. Planes de acciones correctivas

Es probable que cualquier evaluación de un proveedor señale algunas áreas de mejora. Involúcrate en esto y asegúrate de comprenderlo también desde la perspectiva del proveedor. ¿Cuál es el impacto de los cambios sugeridos y cuáles son los desafíos? ¿Cuánto tiempo llevará esto? Una vez más, trabajar todo esto junto con tu proveedor y mantenerte al día les ayudará a mejorar.

 

 

Control de calidad

  1. El conocimiento del producto es primordial

Ya sea que estés utilizando un inspector externo o a tu propio equipo de calidad, entender el producto que se está inspeccionando (en línea de producción o previo al embarque) es esencial para revisarlo correctamente. Las hojas de especificaciones y las muestras de referencia ayudan a facilitar la transferencia de conocimientos pero, cuando sea posible, trata de comprobar que hay congruencia con la persona que inspecciona la mercancía. Ellos acumularán experiencia de lo que es y lo que no es aceptable y estarán bien situados para ver el producto a través de tus ojos.

 

  1. La metodología AQL no es una garantía de calidad

AQL (“nivel de calidad aceptable”) es una metodología de muestreo estadístico reconocida internacionalmente. En resumen, esto significa que el análisis de una muestra aleatoria de un producto debería identificar cualquier problema de calidad más amplio contra una lista predeterminada de defectos mayores y menores. Esto es diferente de una inspección pieza por pieza que es obviamente más costosa. Al acordar los niveles de AQL, asegúrate de tener en cuenta cualquier historial con el proveedor, la complejidad del producto, los plazos de entrega (si se acortan por cualquier razón) y el valor. Esto ayudará a minimizar el recurso necesario y al mismo tiempo aumentará la posibilidad de que los defectos de calidad sean identificados y aislados.

  1. La ética en el control de calidad

La ética forma parte integral de cualquier inspección independiente de control de calidad exitosa. No es ningún secreto que un inspector de calidad se encuentra en una posición que puede verse fácilmente comprometida por un comportamiento poco ético. Asegúrate de escuchar los comentarios de las partes involucradas en la fábrica y, si hay inconsistencias, realiza una investigación exhaustiva para aislar y abordar el problema. También asegúrate de tener esta conversación con tu proveedor de servicios cuando sea relevante.

  1. Análisis de la información y uso de tecnología

El control de calidad se trata de datos. Asegúrate de recopilarlos de manera que puedan analizarse y manipularse. Esto proporcionará información no sólo sobre el desempeño de tus proveedores, sino también sobre dónde las mejoras en el proceso de fabricación pueden ayudar a abordar los principales defectos de calidad. Este proceso de mejora continua debería elevar el nivel de calidad y reducir los recursos comprometidos. Ya existe tecnología disponible para ayudar a gestionar estos análisis y también impulsar la eficiencia a través de la parte de control de calidad.

  1. Prevención, prevención, prevención

El control de calidad debe realizarse dentro de la fábrica. Esto significa que cualquier problema identificado puede ser potencialmente abordado antes del embarque o rechazarse, según sea el caso. Simplemente no tiene sentido implementar un proceso de calidad que detecte los problemas a la llegada a tu propio almacén.  Es demasiado tarde y las implicaciones de costos (o pérdidas) solo aumentarán a partir de ese momento. Es necesario tener capacidad de prevención.

En resumen

La mala calidad cuesta dinero a las empresas; ya sea en devoluciones, medidas correctivas implementadas, tiempo del personal resolviendo problemas o simplemente teniendo que descontar las mercancías para poder desplazarlas. Es difícil medir desde el principio antes que algo salga mal y, por lo tanto, las empresas suelen pasar por alto la necesidad de implementar una sólida estrategia de calidad que contemple el control de calidad y el aseguramiento de calidad como parte esencial. Esto debe alinearse con los mercados de tus proveedores y los productos que estás fabricando. En definitiva, se trata de tener visibilidad y una estrecha colaboración.

En ET2C estamos preparados para gestionar tus requerimientos de control y aseguramiento de calidad. Con nuestro propio equipo experto en calidad en toda Asia, buscamos brindarte la visibilidad que necesitas para aprobar tus embarques. Actualmente estamos invirtiendo en tecnología para optimizar el servicio que brindamos a nuestros clientes en este rubro. Para obtener más información, contáctanos en www.et2c.com/latam/

 

 

Sign Up To Our Newsletter

Select list(s) to subscribe to


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: ET2C International Inc., 23 Wangjiao Plaza, Shanghai, 200002, http://www.et2cint.com. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact